¡Lo más vendido!

Información

Fabricantes

Promociones especiales

  • PACKS NOVIOS
    Pack novios

    ¿Te casas? Ponte guapa o guapo para...

    195,00 € 250,00 €

Proveedores

Posturas de yoga: postura de las manos en los pies

Posturas de yoga: postura de las manos en los pies

Ana Goicoechea, profesora de yoga en nuestro gimnasio en Pamplona te explica cómo realizar una asana, conocida como la postura de las manos en los pies o padahastasana, que te ayudará a mejorar la flexibilidad de los músculos de las piernas y la espalda.

Fortalece tu cuerpo y mejora tu equilibrio con una de las mejores posturas de yoga que hay para empezar una sesión de esta disciplina.

¡Descubre cómo realizarla con las indicaciones de Ana!

Ana Goicoechea, profesora de yoga del gimnasio Onfitness

He escogido esta asana para incluirla en tu sadhana o práctica diaria, pensando en los beneficios que te aportará: gran flexibilidad a toda la columna vertebral, en particular a la zona lumbar y mayor elasticidad en tus tendones, nervios y músculos dorsales.

La postura de las manos en los pies produce un alargamiento de la columna y corrige ciertas diferencias de longitud entre las piernas, provocando un aumento de la irrigación sanguínea a la cabeza y una mayor estimulación de los órganos abdominales. Además, por si todo esto fuera poco, la padahastasana también ejerce un efecto calmante sobre el sistema nervioso.

No obstante, hay personas que para la realización de esta postura de yoga deberán tomar ciertas precauciones; me refiero a aquellas que sufren de hipertensión, alguna enfermedad coronaria o tienen una hernia discal.

Posiciones de yoga

Estos son los pasos que hay que seguir para su ejecución:

1. Colócate de pie con el cuerpo en postura firme y cómoda.

2. Exhala y dóblate hacia adelante, desde la cadera y hacia abajo, sin doblar las rodillas.

3. Coloca las manos debajo de los pies con las palmas tocando las plantas.

4. Mantén la cabeza derecha, la espalda cóncava. y las rodillas firmes aunque sin tensión.

5. Exhala y baja la cabeza entre las rodillas, doblando los codos y asiendo los pies desde las palmas.

6. Permanece inmóvil en esta posición, respirando amplia y lentamente y manteniendo la concentración, durante un minuto.

7. Inhala y con la barbilla pegada al pecho ve incorporándote para regresar a la posición inicial.

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (Not Published)
   Pagina web: (Site url withhttp://)
* Comentarios:
Escribe el codigo de la imagen